marzo 2021
Javier Pereda Portela

La Habana, Cuba. – Mi hija prácticamente pasó su niñez y juventud entre el Centro Nacional de Biopreparados y la casa. Y para orgullo nuestro, hoy ella es Miembro de la Academia de Ciencias en su condición de joven asociada, e investigadora del Centro de Inmunología Molecular, dice con alegría el padre ejemplar y al mismo tiempo científico dedicado, el investigador Titular del BioCen y jefe del proyecto de Alzheimer, Doctor en Ciencias Claudio Rodríguez Martínez.

Claudio, como lo conocen todos en el centro, ha contribuido con numerosos aportes científicos a librar la intensa batalla que representa la prevención y el tratamiento de la Enfermedad de Alzheimer, afirma que el Centro Nacional de Biopreparados, BioCen, es parte indisoluble de su vida.

“En el Centro tengo mis más allegados amigos, algunos son familia muy cercana; con muchos compartimos alegrías, dificultades, problemas, ayudas, apoyos, retos. Sin exagerar, hemos integrado una gran familia en un clima cada vez más alentador”

Miembro Titular de la Academia de Ciencias de Cuba, se ha dedicado intensamente a la formación profesional, ética y social de muchos de los trabajadores y afirma que el agradecimiento se ha tornado en cariño, respeto, consideración y amistad.

El Doctor ha dedicado más de tres décadas de su vida al trabajo en BIOCEN, centro científico ubicado en Mayabeque, que brinda conocimientos y diversidad tecnológica mediante la producción y desarrollo de parenterales de bajo volumen, liofilizados, vacunas y otros productos biotecnológicos.

También la entidad ha tenido un rol fundamental en la elaboración de Ingredientes Activos para componentes de vacunas, biofarmacéuticos y otros productos.

El Doctor Claudio Rodríguez, ha contribuido al desarrollo de proyectos científicos como las vacunas alergénicas para combatir las alergias y fármacos antianémicos, y muchos otros logros que constituyen muestra permanente de la clasificación de Cuba como panteón científico.

  • ¿Qué representa para su vida y su labor como investigador, haber sido uno de los fundadores de BioCen?

Comencé a trabajar en mayo de 1987 en BioCen como investigador. Como aún no se había terminado la Planta de Medios de Cultivo del Centro, adaptamos una casa en mal estado en el municipio Bejucal para ser nuestro laboratorio de Investigaciones.

Nuestra tarea fue desarrollar los componentes principales de medios de cultivo, tales como peptonas, hidrolizados de proteínas y extractos, para el análisis de virus y otros microorganismos y la consecuente creación de fármacos para combatir enfermedades asociadas a los mismos.

Luego, sobre la base a esos componentes, debimos desarrollar los medios para el diagnóstico microbiológico en los hospitales. Todo el objetivo de trabajo estuvo enfocado a sustituir las importaciones de medios de cultivo, ya que en Cuba anteriormente se producían solo 12.

En esas condiciones, trabajando hasta las madrugadas, desarrollamos más de 30 productos que estuvieron listos para el inicio de la producción en 1992 en la Planta de Medios de Cultivo de BioCen.

Hasta la actualidad hemos desarrollado más de 100 medios de cultivo y bases nutritivas con tecnologías propias, con más de 40 patentes otorgadas en Cuba y en el extranjero.

Comencé en BIOCEN como Investigador Agregado y allí alcancé la categoría de Investigador Titular, Tecnólogo de Primer Nivel, Biotecnólogo Superior de Primer Nivel. En la actualidad soy Miembro Titular de la Academia de Ciencias de Cuba.

  • ¿Cuáles son los principales proyectos científicos a los que se ha vinculado durante sus años de trabajo en BioCen? ¿Cuál cree que ha sido el más significativo?

Como investigador siempre he sido un profesional inquieto que ha buscado la novedad y eficacia en las líneas de investigación que he abordado con mis compañeros. Así comencé como Jefe de Proyecto del Desarrollo de medios de cultivo.

Surgió la necesidad de desarrollar medios para la micropropagación de plantas y asumí la jefatura de ese nuevo proyecto.

Una vez encaminado y demostrada en la práctica su factibilidad e introducidos los primeros productos, me dediqué al desarrollo de nueva generación de medios de cultivo, los cromogénicos y fluorogénicos.

BioCen fue la tercera empresa en el mundo en desarrollar y producir dichos medios, antecedida por una empresa de Alemania y otra de Francia.

Recuerdo que en una visita a ese último país, con la colaboración de la embajada de Cuba contacté con el científico que desarrolló y patentó el primer medio cromogénico para buscar su colaboración.

Pero al conocer que ya habíamos obtenido, producido y patentado un medio de la misma naturaleza y tecnología, me expresó que si habíamos logrado eso en Cuba de manera independiente, no sería necesaria su intervención en nuestro desarrollo.

Así se obtuvieron patentes en Cuba y el extranjero y una vez más, demostrada la factibilidad de la investigación, asumí un nuevo reto como jefe de proyecto: el desarrollo de nanocompuestos para el diagnóstico basado en nanopartículas de arcillas naturales y cerámicas.

También fueron obtenidas patentes en Cuba y en el extranjero.

  • Coméntenos un poco sobre su trabajo e investigaciones al frente del proyecto de Alzheimer

En BioCen, surge la necesidad de la búsqueda de nuevos fármacos para enfermedades que hasta el momento no tienen cura efectiva y que sean fuentes potenciales de ingresos significativos.

Así incursioné como Jefe de un proyecto en el cual aún investigo y lidero, el desarrollo de Bioproductos para la Prevención y Tratamiento de la Enfermedad de Alzheimer.

Este proyecto ha resultado el mayor reto al que me he enfrentado como investigador, por tratarse de una enfermedad que, hasta el momento en el que asumí el diseño del proyecto, era desconocida para mí y para los demás miembros del equipo de investigadores.

Alrededor de un año estudiamos la bibliografía científica, asistimos a congresos internacionales en Cuba, intercambiamos con investigadores y médicos y finalmente, logramos formular la propuesta y se aprobó el proyecto, que tiene apoyo del CITMA y de la Oficina Regional de la FAO.

En un tiempo record se crearon las condiciones para los experimentos en BioCen. Hemos desarrollado varios modelos y asimilado pruebas conductuales, cumpliendo las normas internacionales y éticas que rigen tales investigaciones.

Así, se logró en colaboración con la Universidad de Ciencias Informáticas, el desarrollo de una aplicación para el diagnóstico neuropsicológico de la enfermedad de Alzheimer para dispositivos móviles.

También se ejecutó, en estrecha colaboración con un grupo de médicos especialistas de elevada preparación, un estudio epidemiológico de la prevalencia de la enfermedad y su vinculación con hábitos alimenticios y estilos de vida en 3 municipios del país (Bejucal, Baracoa y Santa Crus del Norte) y se presentó una solicitud de patente en Cuba y en el extranjero de un fármaco.

Hoy, estamos desarrollando un nuevo farmáco nutracéutico para la prevención de esta enfermedad.

  • ¿Cómo valora los resultados de su labor como Director de Investigación y Desarrollo de BioCen?

Fungí como Director de Investigaciones de BioCen desde 1992 hasta el 2016. Al cumplir los 60 años de edad pasé a desempeñarme como Biotecnólogo Superior de Primer Nivel y Jefe de Proyecto.

En esa etapa tuve la oportunidad de conducir la formación de toda una generación de jóvenes investigadores, entre los cuales se encuentran la Directora General de BioCen, la Doctora en Ciencias Tamara Lobaina Rodríguez, el actual Director de Investigadores, Doctor en Ciencias Alexis Labrada Rosado y Jefes de Grupo y de Proyectos, de los cuales me enorgullezco por su entrega y consagración al trabajo.

Su formación fue integral, logrando siempre inculcarles que el resultado final de cualquier tarea de investigación en BioCen culminaba con la introducción industrial, el  registro sanitario y la comercialización.

En ese cargo tuve la oportunidad de integrar al Sistema General de Calidad, la fase de Investigación y el Desarrollo, logrando que BioCen fuera la primera entidad en el país que obtuviera la Certificación según las normas ISO 9001 (reconocida a nivel internacional para sistemas de gestión de calidad) con la inclusión del proceso de Diseño entendido como el Proceso de Investigación y Desarrollo.

  • ¿Cuál es la importancia de estos proyectos de Investigación y Desarrollo del Centro?

Los proyectos de Investigación y Desarrollo de BioCen han tenido un impacto relevante en la salud de la población y solo menciono someramente algunos:

  • La inmensa mayoría de los análisis microbiológicos del país se ejecutan con los medios de cultivo desarrollados por BioCen. Se han realizado millones de pruebas y se han sustituido cifras millonarias de importaciones.

Igualmente los medios se emplean en la industria alimenticia, control de la calidad del agua, de los fármacos, entre otras aplicaciones.

  • Las vacunas alergénicas han posibilitado cifras millonarias de reducción del consumo de medicamentos.

Han ayudado a la reducción de la frecuencia y severidad del asma en miles de pacientes alérgicos a los ácaros del polvo anualmente.

  • Los antianémicos, como el Trofin, han posibilitado el tratamiento de  embarazadas, ancianos y niños con anemia.

BioCen es la salida productiva de un número considerable de productos de la biotecnología cubana destinados a los programas nacionales de vacunación y de enfrentamiento al cáncer, como la vacuna contra la Hepatitis B, la vacuna pentavalente, los interferones, el Heberprot P, el G-CSF, la Eritropoyetina, por solo mencionar algunos.

  • ¿Cómo valora usted el trabajo de BIOCEN en la lucha contra  la COVID-19?

Como parte de su compromiso con la salud del pueblo, BioCen ha participado con sus productos en el combate a la COVID-19.

En solo una semana se desarrolló el medio de transporte para las muestras a procesar por el PCR, en tiempo record se obtuvo el registro sanitario por la autoridad nacional CECMED y se distribuyen miles de unidades a la red de laboratorios.

En lo personal tengo la satisfacción de haberle propuesto a la Dirección General del Centro el empleo de la Biomodulina T para la prevención de la enfermedad y que esta propuesta se materializara posteriormente como un proyecto liderado y conducido por el Grupo de Ensayos Clínicos de BioCen en coordinación con el MINSAP.

La Biomodulina T, inmunomodulador de origen natural, se ha aplicado de manera preventiva para fortalecer el sistema inmune y con éxito a todos los hogares de ancianos del país y a grupos vulnerables con resultados altamente positivos, pues ningún sujeto que lo ha recibido se ha enfermado de la COVID-19 y la incidencia de afecciones respiratorias en esas poblaciones ha disminuido significativamente.

  • ¿Qué representa para usted haber recibido una felicitación del presidente del país Miguel Díaz-Canel, el Día de la Ciencia Cubana?

En lo primero que pensé no fue en mí. Fue en el Presidente Diaz-Canel, que se preocupa por estimular y atender a los trabajadores, a los científicos.

Él es un continuador de las ideas y los métodos de trabajo de nuestro Comandante en Jefe, de la vinculación con el pueblo.

¿Cómo el Presidente del país tiene tiempo, entre tantas y complejas tareas, para tener el detalle de felicitar a una persona como yo que sólo ha cumplido con el deber para con su pueblo?, me pregunté.

Por supuesto, también sentí orgullo, por mí y por mis compañeros, por BioCen, por el reconocimiento a este enorme esfuerzo colectivo.

Por último, pensé en el por qué he alcanzado los resultados que el Presidente reconoce, entonces sentí agradecimiento, a la Revolución, al Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación, y en especial a los Directivos que durante años han liderado la institución, que me han dado la oportunidad de desarrollarme como investigador, por haber garantizado los recursos, las condiciones, el ambiente laboral y el sentimiento de ser útil.

Por último, quiero recalcar que han sido años de compartir con un magnífico colectivo de investigadores, tecnólogos, técnicos y obreros que me han acompañado en la materialización de mis sueños de llevar a la práctica los resultados de la investigación para impactar en la salud de mi pueblo y en la economía del país.

https://www.radioreloj.cu/noticias-radio-reloj/ciencia/claudio-toda-una-vida-dedicada-a-la-ciencia-cubana/